El día que Tom Cruise me miró a los ojos

Tom Cruise [Un actor siempre está desnudo en la pantalla, aunque esté vestido, Haber Keitel]

Le pareció extraña mi mano, a medias entre una mano femenina y una de hombre, Tom Cruise levantó la mirada y me la sostuvo, extraño.

Sevilla, pleno verano

Hago carretera en solitario, unos doscientos kilómetros, para llegar a la capital andaluza. Me encuentra dar entre el gentío con mi enlace en la capital sevillana. El tipo es serio a ratos, irónico a veces. Serio, con gafas de sol y la cámara en ristre. 

Me saluda, no parece impresionado por nada y me incita a seguirlo hasta la zona de prensa. Desde ahí vas a hacer la misma foto que el resto, me dice. De eso nada, lo sigo un rato. 

Aún falta mucho para que entre las vallas de la plaza de la Virgen de los Reyes, bajo el giraldillo, aparezca en plena acción Tom Cruise y Cameron Díaz.

SEVYLLWOOD

Recorro las calles junto a mi amigo, hemos hablado mucho sobre la fotografía de paparazzi y de fotografía en general, por ello no dudó en avisarme de la visita. Hace unos meses las dos estrellas del celuloide grabaron su última película, Noche y Día, en Sevilla y en unos minutos van a escenificar algunas de las escenas de acción para la prensa y público. Mientras empieza a hervir la plaza, aún falta mucho para el show, nos perdemos por las callejuelas hispalenses cercanas al hotel donde Katie Holmes y Suri, la hija que tiene junto a Tom, se hospedan. Esa es la imagen que le dará dinero. 

A Katie le gusta salir de compras, me dice. Me parece una caminata frenética, deseoso de encontrarnos a la actriz con la que crecí viendo Dawson’s Creek. No tardo en aburrirme, durante los últimos meses me dedico a la fotografía de modelos y de un momento a otro mi adorado Tom Cruise va a saltar a la plaza. 

¿HAS VISTO LA PELICULA? PULSA AQUI

Sin trampas ni cartón

Subido a una moderna Ducati roja y con Cameron Díaz en un flamante BMW. El público grita, Cameron desaparece de nuevo y llega hasta Tom haciendo un derrape, se baja un periodista y monta a lomos de la Ducati de Tom, perseguida por un par de motos de especialistas This is Hollywood!

No voy a comprometer mi heterosexualidad a estas alturas, pero puedo decir que me gusta más Cruise que Cameron. Botines, vaqueros y camiseta gris, gafas de aviador. Todos de niño hemos querido ser él a través de nuestros juegos tras la saga de MI. 

Las sevillanas enloquecen cada vez que el actor se acerca al público y descabalga la Ducati. Sabe estar. Sabe gustar. Incluso cuando otra de mas motos apura la frenada y casi cercena su pierna.

Tom ha estado al borde de la catástrofe en más de una ocasión al obstinarse en rodar las escenas de riesgo. Como amante de las cintas de acción admiro que el tipo pilote las avionetas, conduzca a gran velocidad e incluso se cuelgue del ala de una avión en el despegue.

No lo mires a los ojos

Hay una leyenda que dice que en sus contratos Cruise añade una cláusula que prohibe mirarlo a los ojos durante los rodajes, aunque de desprende de las Rayban para fotografiarse con los presentes.

Disparo la cámara en ráfaga, alucinado con poder capturar tales escenas y ahora tenerlo a un palmo, por lo que aprovecho para tenderle una postal de la ciudad para que estampe la firma. Lo hace y al recogerla me mira la mano y sube la mirada hasta cruzarse con la mía.

Serio, analizando. 

La visita a la ciudad acaba una vez llegada la noche, ya de gala y en la premiere de Noche y Día, donde el actor comparte alfombra roja con la Duquesa de Alba y demás personajes de la aristocracia, o no, sevillana. 

Han dado una lección de cercanía y marketing sin duda. Hollywood muy de cerca y por un día. 

ESTE EL IMPONENTE HOTEL SEVILLANO DONDE SE HOSPEDARON

Os dejo una galeria de aquella fantástica mañana. Hay momentos que a uno le gusta haber vivido. 

 

 

PD: Si eres un amante de la potencia en dos ruedas debes ver esto MOTO DE CRUISE A ESCALA. MARAVILLOSA.

PD2: Si adoras a Cruise y además la aviación deberías leer EL DIA QUE ME SENTI TOP GUN, por cierto ¿Has visto BARRY SEAL?

PD3: No es la única celebridad que mi adorada Canon vio, también pude tomar un retrato a toda una protagonista, en concreto de VIS A VIS, Maggie Civantos

 

 

ESTOY LOCO Y TODO ELLO LO VAS A DESCUBRIR EN LA SELVA DENTRO. EN EL INTERIOR DE LA SELVA SE PUEDE LLEGAR A ENLOQUECER. SI TE ATREVES NADA MAS QUE TIENES QUE SUSCRIBIRTE. NO IMPLICA NADA, AL CONTRARIO. TODO LO QUE COMPRES A TRAVES DE NUESTROS ENLACES REPORTARA UN PEQUEÑO BENEFICIO A NUESTRA WEB. ASI PODREMOS SEGUIR TRABAJANDO.

SUSCRIBETE JUSTO AQUI

 

Fotografías y texto de Mario Quintana. Queda terminantemente prohibida su copia, apropiación y uso sin el debido permiso del autor y LaSelvaDentro. Los productos comprados a través de los enlaces de La Selva Dentro, en su mayoría, pueden revertir un pequeño porcentaje a la propia web. Por supuesto, gracias. 

0 comments on “El día que Tom Cruise me miró a los ojosAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *