DiarioDeUnaNovela (2): El palacio de la vergüenza

Nos sentamos en uno de los bancos del parque infantil, al comienzo de la campa que protege la colina del Palacio de la Magdalena. Imagino a algunos de los siete hijos reconocidos de Alfonso XIII corriendo hasta la playa privada del recinto, aunque no podía quitarme de la cabeza las filas de presos del campo de concentración que invadió las caballerías del palacio.

Busco fotografías de la época. Levanto el moderno teléfono frente a los ojos y una marabunta de presos con los brazos levantados, en mitad de un ejercicio de gimnasia. Puedo sentirlos ante mí, delgaduchos, ennegrecidos. 

Bienvenidos al bello palacio de la Magdalena

Caminamos hasta lo alto de la colina con el corazón en el pecho, no tanto por el pensamiento como por la sensación que desprende el bosque. 

Bello sí, pero con una historia al borde de la vergüenza.

  • En 1913 la ciudad de Santander regala al rey Alfonso XIII. Gran detalle, aunque con intereses. Gracias a ello, la ciudad buscaba atraer a la familia real en sus jornadas veraniegas y de paso a toda la burguesía española. Incluso la familia Botín aportó una gran fortuna. 
  • La republica lo expropia. Con la llegada del cambio político, el palacio se convierte en la sede de la Universidad Menéndez Pelayo
  • De la cultura al desvarío. El recinto acaba siendo un campo de concentración durante la Guerra Civil y el palacio un hospital militar. Horrorosas imágenes quedan de aquellos días.
  • Con la llegada de la democracia, el palacio regresa a manos de los Borbones. Juan de Borbón, hijo de Alfonso XIII y abuelo del actual rey, se lo vende a la ciudad de Santander por una buena suma de dinero. 

Sí, increíble pero cierto. El palacio que tanto dinero y esfuerzo le costó a la ciudad vuelve a sus manos a base de dinero y diversas cláusulas, como por ejemplo, la exclusividad de varias habitaciones para la familia real. Una forma de mantener los palacios en propiedad a cuenta ajena.

Y es cierto, llegados a este punto de la visita, la guía nos informa de que no podemos continuar por el pasillo ya que las habitaciones están reservadas a la actual familia real (aunque nunca han hecho efectiva tal reserva pues suelen quedarse en El Casino) y es por eso que La Magdalena será escenario importante de la novela para la que intento recabar información. 

 

Seguridad en palacio

En la novela ese es un punto clave: ante la ocupación por parte de la familia real qué tipo de seguridad se podría tomar. 

El recinto está custodiado por una puerta vigilada. El problema esencial sería acotar las visitas al parque, al palacio y al museo del mar, que por cierto incluye un pequeño batiscazo de Isaac Peral. La llegada o evacuación en helicóptero no sería problema, ya que tanto en el aparcamiento del palacio como en la campa sería posible que aterrizase uno de los aparatos utilizados para ello.

La península de la Magdalena, a pesar de poseer una intimidad privilegiada dentro de la ciudad, forma parte de la Bahía santanderina (guía de Santander) sin ningún tipo de cierre, por lo que la seguridad de las orillas sería primordial a base de garitas y por supuesto barcas de vigilancia costera. 

Cualquier intruso en el bosque que rodea el palacio sería un problema grave.

Observa y aprende

Ya os hablé de ello en mi post acerca de Cuando conoci a la Reina. Soy un amante del cine y literatura de espías, por lo que no me es complicado ver los cambios en una ciudad ante la llegada de una personalidad: los tipos de negro.

A su vez, me parecería una temeridad descubrir en un blog el modus operandi de un servicio secreto. Eso sí, disfruto mucho descubriéndolos con la mirada en las esquinas, azoteas o en el rastreo canino de explosivos: ese tipo con barba y furgoneta nos mira.

Infiltrado

Y es aquí donde tomo apuntes para la novela. Infiltrarme es una pasión, ya lo hice en el POST MAS VISITADO DE LA SELVA DENTRO. Pero no se trata de mí, si no de algunos de los personajes de la novela que intento dar forma a base de anotaciones. 

Empecé con esta serie por el inicio, en la Playa del Gulpiyurí (leer).  

Pero ¿qué hará a nuestro protagonista ser un invitado más en ámbitos reales? ¿qué forma tomarán los personajes de la realeza? Deberás seguir leyendo La Selva Dentro. 

No olvides dejarte guiar por libros, viajes y post pulsando sobre los link rojos. 

BONUS TRACK

 

Si quieres seguir aprendiendo con mis viajes te aconsejo mi articulo sobre Los Bufones de Pría.

SI TE GUSTA EL MUNDO DE LA FOTOGRAFIA Y LOS VIAJES ERES BIENVENIDO A LA SELVA. ESPERO QUE NOS VEAMOS A MENUDO Y TENERTE ENTRE MIS SUSCRIPTORES. SERIA IDEAL HACER FEEDBACK E INCLUSO AMISTAD. VOSOTROS DAIS SENTIDO A LA SELVA. Cada enlace rojo te llevará a libros, post y aventuras. Descubre. 



 
Fotografías y texto de Mario Quintana. Queda terminantemente prohibida su copia, apropiación y uso sin el debido permiso del autor y LaSelvaDentro. Los productos comprados a través de los enlaces de La Selva Dentro, en su mayoría, pueden revertir un pequeño porcentaje a la propia web. Por supuesto, gracias. 

2 comments on “DiarioDeUnaNovela (2): El palacio de la vergüenzaAdd yours →

    1. Amiga Rita! Hace unos meses que visitamos la ciudad, magnífica.
      Me inspiró mucho para escribir, ojalá te sigan gustando las entradas.
      Abrazos y nos debemos un café

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *