El infierno bajo los pies: Bufones de Pría.

Los bufones, lo llaman. Conduzco entre calles angostas hasta que el camino me parece complicado. O no se cuál es el camino en sí.

Bienvenidos a la vida maravillosa

Un tipo, de mediana edad toma café en la terraza de un bar de aspecto latino, repintado de azul como uno de esos garitos que los fotógrafos pasan horas retratando en Cuba. Está justo al pie del camino que avanza hasta nuestro destino.

No sabe decirme si debo hacer el resto andando o continuar con el coche: ha llovido y puedo encontrarme con un mal paso, Pero claro si vas con un bebé. Pregunta al tipo que parece el dueño del local, que para mi sorpresa contesta en un potente acento andaluz. Los andaluces siempre creen saberlo todo y te lo hacen saber, pienso, es una de las cosas que uno aprende viajando.

Daría mi vida por un café rápido, pero el cielo amaga con desprenderse y comienza a ser demasiado tarde para volver al hotel, a una decenas de kilómetros.

 
Booking.com

 

Vamos andando, le saludo cuando pasamos a su lado con el carro de la pequeña Valeria en ristre. Suerte, dice.

Olvido rápido el frío, abriga a Valeria, caminar por un embarrado sendero, esto es lo más parecido a la segunda guerra mundial, cariño. Cómo olvidarlo, cuando a la mínima la civilización se agota y es la tierra quien comienza a expresarse. Abandonamos pues el Jané todoterreno y sorteamos las bocas del infierno.

La tierra habla

 

No he visto antes nada parecido. Me siento desbordado por la naturaleza y extasiado por el lugar. Imagino a los pueblos primarios, asustados ante la llamada de la tierra o del mar, muy lejos de nuestro itinerario turístico. 

El agua es un elemento paciente en el tiempo, golpea con insistencia durante siglos un mismo lugar a la vez que apresurado cuando tiene libertad, por lo que la lluvia empieza a atenazarnos. Hemos caminado un kilómetro hasta llegar,

–Solo un minuto más.

 Los rugidos suben de ánimo a nuestra espalda. Me cuesta abandonar así, aunque no debe ser de muy buen padre tener a la pequeña con el frío y en mitad de la lluvia. 

Aunque, pienso, peor padre debe ser aquél que mantiene a los niños sin conocimiento de la maravilla que es el mundo. 

Guías, hoteles, libros

Si quieres seguir aprendiendo con mis viajes te aconsejo mi articulo sobre Cabárceno.

Pd1: Si has disfrutado con mi visita guiada y consejos no dudes en comentar y compartir en tus redes. Además, todas las compras que realices en nuestros enlaces aportarán un pequeño porcentaje a la web para poder seguir trabajando. Gracias, herman@s.

 

SI TE GUSTA EL MUNDO DE LA FOTOGRAFIA Y LOS VIAJES ERES BIENVENIDO A LA SELVA. ESPERO QUE NOS VEAMOS A MENUDO Y TENERTE ENTRE MIS SUSCRIPTORES. SERIA IDEAL HACER FEEDBACK E INCLUSO AMISTAD. VOSOTROS DAIS SENTIDO A LA SELVA. 
 
 
 
Fotografías y texto de Mario Quintana. Queda terminantemente prohibida su copia, apropiación y uso sin el debido permiso del autor y LaSelvaDentro. Los productos comprados a través de los enlaces de La Selva Dentro, en su mayoría, pueden revertir un pequeño porcentaje a la propia web. Por supuesto, gracias. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *